Psicometría

Psicometría

Psicometría: ¿qué es?

La psicometría es una actividad profesional en auge que forma parte del ámbito más amplio de la evaluación.

Es una rama de la psicología que se centra en los tests, su construcción y uso, para comprender mejor las capacidades cognitivas, la personalidad, las motivaciones, los valores y las tendencias de comportamiento de un individuo.

Las pruebas psicométricas, también conocidas como evaluaciones psicométricas, son cada vez más populares entre las organizaciones, ya que están demostrando ser esenciales para el desarrollo del capital humano.

A diferencia de las pruebas de aptitudes empresariales o técnicas, que suelen tener una respuesta correcta o incorrecta, las evaluaciones psicométricas no emiten, en ningún caso, un juicio positivo o negativo sobre las respuestas de los candidatos.

¿Qué es la psicometría y la evaluación educativa?

Este campo se ocupa principalmente del estudio de las diferencias entre las personas. Consta de dos áreas principales de investigación, a saber, el diseño de instrumentos y procedimientos de evaluación, y el desarrollo y la mejora de los enfoques teóricos de la evaluación.

Mediante la psicometría y gracias a la evaluación educativa, a través de una investigación rigurosa, creando evaluaciones de vanguardia que miden con precisión el rendimiento de los estudiantes y no perjudican a ningún grupo de examinados debido a las diferencias en las características individuales, como el origen, la etnia, el género o la discapacidad, a diferencia de los CV estandarizados, las pruebas psicométricas proporcionan al evaluador otra dimensión que va más allá de los diplomas, los años de experiencia y las competencias técnicas del candidato.

Identifican y miden los puntos fuertes psicológicos y motivacionales de la persona, para elaborar un retrato completo del candidato y posicionarlo no sólo en relación con la descripción del puesto, sino también con el estilo de gestión y la cultura de la empresa.

Psicometría: ¿qué es y para qué sirve?

Preocupados por hacer que sus prácticas de RRHH sean más fiables y significativas, cada vez más profesionales utilizan herramientas de evaluación en campos tan variados como la personalidad, las aptitudes intelectuales, el coeficiente intelectual, la inteligencia emocional, etc.

Los tests se han convertido en herramientas esenciales en los procesos de RRHH, ya que permiten reunir información valiosa y objetiva sobre los candidatos al ofrecer un análisis predictivo de su rendimiento.

Lograr el éxito del proceso: validez de la herramienta y prácticas responsables

El éxito de una evaluación psicométrica depende esencialmente de la elección del instrumento.

En primer lugar, es importante asegurarse de que la herramienta está validada científicamente y tiene conceptos reconocidos para poder utilizar sus resultados. También es esencial definir mejor los objetivos e identificar las necesidades y expectativas para poder interpretar los resultados con precisión.

Es importante destacar que las herramientas de evaluación psicométrica son sólo un medio para apoyar y hacer más fiables los procesos de RRHH y no pueden sustituir de ninguna manera el juicio de un reclutador, por lo que la persona que interpreta los resultados debe ser competente y estar formada en la materia.

Todo aquel que utilice un test psicométrico debe respetar ciertos principios éticos para proteger y preservar los derechos de la persona que responde al cuestionario, y debe ser capaz de dar información a cualquier candidato que lo solicite.

Para obtener los mejores resultados posibles, el uso de pruebas psicométricas en las empresas debe regirse por normas claras y precisas y por la ética.

Incluir la psicometría en un enfoque global de gestión del talento

Más allá de una operación de contratación, el uso de una herramienta psicométrica debe formar parte de un marco mucho más amplio que un uso puntual.

No es necesario guardar los informes de las pruebas en un cajón y olvidarse de ellos una vez que el proceso de selección ha terminado. Por el contrario, los informes contienen información valiosa que puede ser útil a largo plazo.

Los resultados de las pruebas psicométricas son de gran valor en el coaching, el desarrollo profesional, la creación de equipos, la gestión del cambio y mucho más.

En Psicometria, no hay fracaso, sólo retroalimentación

A diferencia de las pruebas de capacidad, que suelen tener respuestas correctas o incorrectas (respuestas numéricas, verbales y espaciales), las evaluaciones psicométricas de la personalidad no tienen, en sentido amplio, respuestas correctas o incorrectas.

De hecho, este es el momento para que su candidato o empleado sea completamente honesto y responda a las preguntas de forma espontánea, sin preparación ni análisis excesivo.

Si un test psicométrico arroja dimensiones de la personalidad que no son adecuadas para el puesto de trabajo en cuestión, esto no significa que la persona haya suspendido el cuestionario, sino simplemente que sus tendencias naturales de comportamiento son más apropiadas en otro lugar.

Un test psicométrico eficaz producirá un informe fácil de entender para los directivos y los profesionales de los recursos humanos, y proporcionará información que le permitirá ayudar a la persona a desarrollarse y realizarse.

Sin embargo, muchas pruebas psicométricas tienen un índice de deseabilidad social para ayudar a detectar la tendencia de un individuo a querer ser percibido más favorablemente por los demás.

Esto le dará un indicador que le ayudará a profundizar y hacer más preguntas al individuo. Lo que también puedes hacer es permitirte creer que esta persona responderá con sinceridad, ya que estas pruebas, especialmente las de personalidad, no dan realmente esa sensación de acierto o error.

Y si una persona no puede saber qué se considera una «respuesta incorrecta», será menos probable que quiera engañar al sistema.

Mira más allá de lo que tienes delante con la psicometría

Si eres un profesional de RRHH, lo más probable es que ya tengas una idea bastante clara de cómo averiguar y hacer las preguntas adecuadas para que el candidato se revele realmente. Sin embargo, a veces la fuerza que impulsa el rendimiento de una persona es más profunda y difícil de detectar en las pocas horas que pasáis juntos.

Y a veces las apariencias engañan. Los candidatos pueden exagerar sus habilidades y capacidades para quedar mejor en una entrevista, o todo lo contrario, ser tan torpes y reservados que los reclutadores ya los están tachando de su lista.

Los candidatos pueden ocultar inconscientemente un activo importante que puede ser buscado para un puesto en cuestión y así impedirles encontrar un trabajo adecuado sin siquiera darse cuenta.

La autenticidad puede no ser tan fácil de detectar y la incorporación de una prueba psicométrica en su proceso de contratación puede informar o apoyar su opinión de experto.

Crear conciencia

La psicometría puede ser una forma interesante de crear conciencia dentro de su organización: conciencia de sí mismo y conciencia de cómo se construyen los demás.

No se trata de intentar «arreglar» los defectos de alguien, sino de ver su potencial natural, aunque sea diferente del propio, y aprender a apreciarlo.

Se trata de ser capaz de acercarse a alguien tal y como quiere ser y alinear sus puntos fuertes con las tareas y responsabilidades que serán más beneficiosas.

Estimular la autoconciencia también puede ayudar a las personas en su trayectoria profesional o en su vida en general.

Puede explicar por qué alguien puede sentir que está nadando a contracorriente en ciertas situaciones. Ser consciente de las diferencias que existen entre los compañeros y entender que no hay un enfoque único para todos es crucial para cualquier directivo o profesional de los RRHH.

No te pierdas Psicología del deporte

Vídeo sobre Psicometría Tema 1 – Clase 1 UNED

Vídeo sobre Psicometría Tema 1 – Clase 1 UNED, del canal:

Carolina Life-psicología