Baja Autoestima

Baja autoestima

Baja Autoestima, la confianza en uno mismo es el sentimiento de poder confiar en los propios recursos. Este sentimiento tiene sus raíces en la experiencia emocional segura de nuestra infancia. Podríamos describir la autoestima la valoración, positiva o negativa, que hacemos de lo que percibimos de nosotros mismos.

La autoestima en la infancia

Unos padres adecuados nos proporcionan una base tranquilizadora para el desarrollo de un sentimiento de confianza en sí mismo en la infancia.

En la infancia se empieza a generar nuestra identidad, la cual se va desarrollando a través de los años. La idea o concepto que tenemos de nosotros mismos, forma una parte importante de la creación de nuestra identidad.

Si tenemos una alta autoestima, la persona dispone de una elevada seguridad en sí misma y en sus capacidades, además de una alta capacidad para relacionarse con los demás. En caso contrario, es decir, si tenemos baja autoestima, sufriremos inseguridades y problemas para socializar.

La causa de la baja autoestima es probable que proceda de la infancia, en el caso de que durante esa etapa tuviéramos la sensación de que nuestros padres no nos valoraban lo suficiente, independientemente de que esa impresión estuviera basada en la realidad o no.

La autoestima en la adolescencia

Siguiendo el orden cronológico, otra etapa que puede afectar a la baja autoestima es la adolescencia. En los años de la adolescencia, se es especialmente sensible a lo que opinen los compañeros de clase y amigos, en los primeros flirteos y en la aceptación que se recibe, tanto a nivel de amistad como de los primeros amoríos.

Si recibimos rechazos tanto en un aspecto como en el otro, eso nos puede provocar inseguridades, sentirnos inferiores a los demás, durante un abultado espacio de tiempo.

Como elevar la autoestima

Por supuesto que es posible elevar nuestra autoestima, no estamos obligados a vivir pensando negativamente de nosotros mismos por ninguna causa.

Mejorar la autoestima es una labor que debemos proponernos, recapacitando sobre todo lo que hacemos bien, valorando las capacidades que disponemos tanto física como psicológicamente y disfrutando de ellas.

También es de gran ayuda, considerar los logros curriculares tanto a nivel de estudios como laborales.

Solicita ayuda para mejorar la autoestima

Otra manera de mejorar nuestra autoestima es mediante terceras personas, de nuestra confianza o simplemente cercanas. Tus amigos y familiares, pueden hacerte ver y destacarte las cualidades de que dispones.

En el caso de que no lo consigas por ti mismo ni con ayuda de las personas de tu entorno, lo mejor es consultar con un psicólogo.

A menudo la misma inseguridad que tenemos, no nos permite valorarnos de una manera objetiva. Incluso nos impide creer a nuestros allegados cuando nos elogian alguna de nuestras capacidades.

Ayuda profesional

Si no somos capaces de mejorar nuestra baja autoestima por nosotros mismos, ni siquiera con la ayuda de los seres queridos o amigos, es recomendable consultar con un psicólogo, ya que este nos puede ayudar rápidamente a mejorar la valoración de nuestra identidad.

Debemos pensar en que varios trastornos psicológicos conviven con la baja autoestima, ya sea como causante, como agravante o como consecuencia. Por lo tanto y teniendo en cuenta que en psicología existen varios métodos para conseguir incrementar la baja autoestima en el corto plazo.  

Psicoterapia para recuperar la confianza en uno mismo

Durante la psicoterapia se trabajan varios aspectos para:

  •  comprender las causas de la falta de confianza en uno mismo y el origen de la degradación de la imagen propia,
  • desentrañar los pensamientos y sentimientos que mantienen una sensación de inseguridad interior,
  • Permitirse expresar sentimientos negativos, rabia por las críticas y comentarios hirientes que han influido en la construcción de una imagen negativa de sí mismo,
  • Aprende a hacerte valer y a decir que no,
  • identificar las claves para recuperar la confianza en uno mismo y la sensación de poder enfrentarse al mundo.

La psicoterapia reparadora tiene como objetivo tranquilizar, mejorar la imagen dañada de uno mismo y recuperar la confianza en sí mismo.

Manifestaciones de la baja autoestima

La baja autoestima hace que una persona se sienta constantemente insatisfecha con su vida. Con un estado de ánimo bastante pesimista, tienden a culparse a sí mismos en lugar de asumir la responsabilidad.

Experimentan una gran angustia emocional ante el fracaso, acompañada de sentimientos de vergüenza y humillación.

Además, anticipa el final del camino y teme las dificultades que le esperan. Percibe la vida como una serie de pruebas y se abstiene de alegrarse demasiado para no sentirse infeliz después. Incluso cuando las cosas van bien, se preocupa.

Infravalora o sobrevalora en exceso. Su indecisión está muy presente, así como su desconfianza y la forma en que duda de todo.

Su insatisfacción parece ser permanente, al igual que su dificultad para actuar. Experimenta mucho estrés ante las dificultades, lo desconocido, otras personas e incluso el éxito.

Tiene dificultades para amarse a sí misma y a los demás. Por último, dar demasiada importancia a las opiniones y evaluaciones de los demás la hace vulnerable a las críticas.

Vídeo sobre la Baja Autoestima de Ramón Torres Psicólogo Oficial

Vídeo sobre la Baja Autoestima del canal de:

Ramón Torres Psicólogo Oficial