¿Cómo escuchar a tu pareja

¿Cómo escuchar a tu pareja?

¿Cómo escuchar a tu pareja? La comunicación es la clave del éxito de cualquier relación humana, y lo es aún más en una pareja por el paroxismo de emociones que ésta provoca.

La comunicación no sólo significa hablar y expresar la propia opinión, sino que se basa principalmente en la escucha: en la interacción positiva con la otra persona.

A muchas personas les cuesta escuchar a su pareja, se conforman con oír lo que se dice pero no establecen lo que sería una «escucha activa».

Escuchar al compañero significa darle importancia, valorar sus ideas y analizar su significado más profundo. De este modo, se puede responder adecuadamente y evitar los malentendidos que suelen provocar conflictos y frustraciones.

Por otro lado, cuando escuchas a tu pareja, demuestras que estás presente, atento y benévolo. Así es también como permitimos que la otra persona se sienta tranquila en nuestra compañía y, por tanto, se muestre atenta y cariñosa.

He aquí algunas claves que le permitirán escuchar mejor a su pareja y, por tanto, ser escuchado mejor.

Favorecer las preguntas abiertas

Para escuchar a tu pareja, primero debes dejarle hablar y expresar sus pensamientos.

Para que se sientan más cómodos, es preferible hacer preguntas abiertas. Esto da a la otra persona más libertad y la atención que necesita para continuar la discusión.

Si haces preguntas demasiado directas y que requieren respuestas cortas, corres el riesgo de bloquear a tu interlocutor o de darle la impresión de que eres demasiado dominante en el intercambio y su resultado.

Así que evita mandatos como: «¿confías en mí o no?», «¿confías en mí o no?

Evite juzgar ¿Cómo escuchar a tu pareja?

Una vez que hayas dejado que tu pareja se exprese libremente, es el momento de escucharle. Hablamos de escuchar, no de oír, porque al escuchar, estás atento al significado más profundo de las cosas, mantienes la mente abierta y, desde luego, no juzgas.

Puedes no estar de acuerdo con lo que dice la persona, pero no es aconsejable cortar o contraargumentar con demasiada rigidez y rapidez: esto sólo aumentaría el riesgo de una discusión, y empujaría a la persona a comportarse de la misma manera y a distanciarse aún más de ti.

Hacer preguntas y resumir lo que dicen

La clave para escuchar a tu pareja es asegurarte de que la entiendes.

Si la persona te cuenta algo y no lo entiendes del todo, puedes pedir más información: por un lado, comprenderás mejor sus sentimientos y, por otro, se sentirá mejor escuchada: podrá concluir que tu posible desacuerdo será sincero y honesto, en lugar de terco y estrecho de miras.

Cuando sientas que has entendido, puedes confirmarlo resumiendo el contenido de su idea a tu manera. Esto le dará a la persona una visión externa de su opinión, e incluso puede empezar a distanciarse de ella.

Tener una buena comunicación no verbal

Tu lenguaje corporal tiene un papel muy importante con tu pareja sentimental, es tu comunicación no verbal.

  • Para escuchar a tu pareja, lo mejor es que te quedes de frente a ella manteniendo una postura relajada. Esto hará que la persona se sienta tranquila y no se sienta tensa o desatendida.
  • Mantenga un contacto visual directo, intente demostrar que está concentrado y evite mirar los detalles que le rodean. Piensa en padres o profesores que levantan la voz y dicen a los niños «¡mírame cuando te hablo! Esto es simplemente porque mirar a alguien que nos está hablando es una señal de respeto y consideración por lo que se está diciendo.
  • Haz pequeños gestos que demuestren que estás escuchando activamente: por ejemplo, asentir con la cabeza o usar las manos para reformular lo que dice tu interlocutor.

Escuchar a tu pareja significa ir a su ritmo

Puede que entiendas rápidamente lo que la otra persona está diciendo, o que se detenga mucho en la discusión.

En este punto, lo mejor es dejarle hablar para que pueda pensar, encontrar sus palabras y expresarse a su manera. Intenta no apresurarte a responder o argumentar tu punto de vista.

Presta atención a las palabras, pero también a los gestos

La comunicación no es sólo una cuestión de palabras. El cuerpo también se expresa y a veces proporciona más información que cualquier cosa que puedas decir.

Así que, para escuchar mejor a su pareja, preste atención a sus gestos, expresiones faciales y gestos de la cara: son señales que le permitirán saber si tal vez es demasiado agresivo, demasiado insistente o, por el contrario, suficientemente reconfortante y pertinente.

Utilizar el «yo» para expresar su opinión

Cuando se habla de la propia visión de la situación, es aconsejable decir: «yo» pienso, en «mi» opinión, etc. La idea es mostrar siempre que tu opinión es puramente subjetiva y que no consideras que tu opinión sea palabra santa.

Esta forma de expresarse muestra a tu pareja que tu opinión no es una amenaza para su propia visión de las cosas y, por tanto, que puede darse una solución positiva.

Mostrar empatía

Cuando tu pareja te hable de lo que siente, ya sea alegría, miedo, tristeza o ansiedad, demuéstrale que entiendes las razones por las que las siente, y nunca ignores esas emociones. Esto se llama empatía, o identificarse con los sentimientos de la otra persona.

Esta capacidad de empatía es muy importante para establecer una conexión entre dos personas, que nunca puede ser simplemente pragmática e intelectual.

Escuchar al compañero es una parte muy importante de la comunicación en la pareja. Tiene que pasar por varias etapas, entre ellas: comprender, escuchar las palabras, tener en cuenta la comunicación no verbal y la empatía.

A veces resulta difícil gestionar la comunicación en la pareja. En este punto, se recomienda buscar ayuda profesional, para que te aconseje sobre cómo escuchar a tu pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.